Fuengirola
El área de Juventud fomenta las habilidades digitales de los más pequeños con un curso básico de programación para niños de 5 a 11 años
7 noviembre, 2019
Fuengirola
La sede del Colectivo Imagen acoge desde hoy la exposición “En clave cubana” de Belén Bueno y Ester García
8 noviembre, 2019

El Ayuntamiento impulsa la primera fase de la recuperación de la ‘Ciudad Romana de Suel’ para reforzar su oferta turística cultural

 

Esta primera intervención del proyecto, que consta de seis fases que se distribuirán en seis años, tiene por objetivo realizar tres sondeos arqueológicos en una superficie de 200 metros cuadrados

Los expertos creen que esta actuación arqueológica puede sacar a la luz restos del pasado romano, fundamentalmente, pero también del paso de la civilización fenicia

 

El Ayuntamiento de Fuengirola ha comenzado ya los trabajos de la primera fase de la recuperación de los restos arqueológicos de la ‘Ciudad Romana de Suel’, que pretende sacar a la luz para convertirlo en un yacimiento visitable que se sume a la oferta turística y cultural de la localidad. La alcaldesa Ana Mula ha visitado hoy las excavaciones, que actualmente se localizan en el lugar que normalmente ocupa el escenario del ciclo de conciertos internacional Marenostrum Fuengirola. Allí ha destacado la importancia de esta apuesta del ejecutivo que lidera por potenciar el entorno del Castillo Sohail, así como por conservar y exponer el patrimonio histórico local.

 

“Nadie puede discutir nuestra inquietud y trabajo por poner en valor la historia y el paso de las diferentes civilizaciones que han pasado por nuestra ciudad. Además del propio Castillo Sohail, y, ahora, la Ciudad Romana de Suel, los fuengiroleños y nuestros visitantes pueden  disfrutar, desde hace años, del yacimiento de la Finca del Secretario, y pronto, de las termas romanas de Torreblanca. Lo hacemos por razones culturales, etnográficas y de estudio histórico, pero también, porque creemos que nuestra historia constituye un recurso turístico que puede enriquecer nuestro destino más allá del sol, la playa y los excelentes servicios y oferta de ocio que se presta en nuestra ciudad”, ha manifestado la regidora.

 

No en vano, según datos de la Organización Mundial del Turismo, el segmento cultural representa cerca del 37% del total del sector turístico, que además está en auge con un crecimiento anual en torno al 15%. Por eso, como ha puntualizado, “el esfuerzo que el Ayuntamiento está haciendo en este y otras excavaciones” que se están llevando a cabo en Fuengirola.

 

En lo que al proyecto ‘Ciudad Romana de Suel’ se refiere, Mula ha recordado que se trata de una actuación encaminada a localizar vestigios y pruebas de etapas históricas pasadas. Los primeros sondeos se realizaron a finales del pasado año, pero no ha sido hasta unas semanas después de la finalización de Marenostrum Fuengirola, cuando ha comenzado la primera de las seis fases de las que consta esta iniciativa.

 

Datos del proyecto

En esta primera intervención, como han señalado sus responsables, se están realizando tres sondeos en una superficie de 200 metros cuadrados. Asimismo, paralelamente a las excavaciones en estos puntos, los arqueólogos que están trabajando en la zona realizarán labores de consolidación y restauración de las estructuras localizadas hasta ahora.

 

Las labores de esta primera etapa del proyecto se prolongarán hasta el primer trimestre del próximo año, que es cuando se empezará a montar el escenario y el recinto del ciclo de conciertos internacional Marenostrum. Así se irá haciendo durante los próximos cinco años hasta completar las seis fases y los 1.600 metros cuadrados proyectados para hacer los citados sondeos.

 

A este respecto, la alcaldesa ha querido dejar claro que tanto la recuperación de este patrimonio como la actividad de Marenostrum “son perfectamente compatibles” y que “ni se va a dañar ningún resto arqueológico, ni se va a dejar de celebrar esta importante cita musical internacional”. A mayor abundamiento, Mula ha recordado que estos trabajos cuentan con todos los permisos pertinentes por parte de la Junta de Andalucía.

 

Este proyecto  se desarrolla a través de la UTE SUEL (Nerea Arqueología y Alfonso Montilla) y en él participarán catedráticos, doctores, investigadores, profesores de las distintas universidades andaluzas (Málaga, Almería, Sevilla y Córdoba) e incluso internacionales, como la italiana de Macerata. A su vez colaboran arqueólogos, antropólogos, biólogos, topógrafos, químicos, arquitectos, restauradores, conservadores y geólogos.