El Ayuntamiento de Fuengirola lleva a cabo diferentes tratamientos para la conservación y mantenimiento de los árboles de la ciudad

Como medidas preventivas e inocuas para los vecinos
Pascual-tratamientos-árboles

A lo largo del año se han llevado a cabo un total de seis tratamientos en las más de 600 palmeras públicas existentes en todo el término municipal para el control del picudo rojo, que a fecha de hoy está totalmente controlado; y a finales de octubre se realizaron, por parte de una empresa externa especializada, los trabajos de fumigación y endoterapia de la procesionaria del pino, en más de 600 especies de este tipo, ubicadas en diferentes puntos del municipio.

No sólo se hace lo que se ve, sino que en muchas ocasiones se llevan a cabo acciones o iniciativas desde el Ayuntamiento de las cuales el fuengiroleño no tiene constancia o conocimiento por la singularidad de las mismas. Por ello, la concejala de Zonas Verdes, María Jesús Pascual, ha ofrecido una rueda de prensa para dar a conocer las diferentes medidas preventivas que se han llevado a cabo para el control de plagas en árboles. De modo, que en estas últimas semanas se ha actuado sobre más de 1.300 árboles de la ciudad, concretamente en 619 pinos y unas 600 palmeras.

En el caso, de las palmeras, Pascual ha explicado que a lo largo del año se han hecho un total de seis tratamientos, realizándose el último a finales del pasado mes de octubre. En concreto, son trabajos de mantenimiento para la conservación de estas especies públicas, ubicadas en diferentes puntos de la ciudad, como calles, plazas y parques. "Gracias a estas medidas preventivas, no hemos vuelto a tener presencia del picudo en las palmeras municipales. Está totalmente controlado, a excepción de una que se ha estado tratando y poco a poco parece que se va recuperando", ha señalado.

María Jesús Pascual ha señalado que "son labores que requieren cierta dificultad, por la altura de las mismas, por ello se realizan por la noche para causar además la menor molestia al vecino". De estas labores se ha encargado un equipo compuesto por dos operarios del área de Zonas Verdes, especializados en estas labores, y ha tenido una duración de unos cinco días en este último caso.

Según ha especificado la concejala, en lo que respecta al tratamiento de la procesionaria en los pinos, "los trabajos, que han sido realizados por una empresa externa y especializada en este ámbito, se llevaron a cabo en dos fases: una, en zonas no residenciales, como el parque del Castillo o el de Las Presas, mediante la fumigación de 297 pinos; y otra, en áreas urbanas, a través de endoterapia, tratando así un total de 322 árboles".

"Estas actuaciones, que se realizan siempre en otoño son inocuas para los ciudadanos, permiten controlar o en el peor de los casos mitigar el efecto dañino de una posible plaga". Las labores han tenido una duración de tres días