Doscientas personas velarán el día 5 de enero por la seguridad de la Cabalgata de Reyes

Reunión de la Junta Local de Seguridad
Cabalgata-Reyes-2017

La alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, ha informado del dispositivo de seguridad previsto con motivo de la próxima celebración de las dos últimas actividades incluidas en el programa de Navidad: la Fiesta Medieval, que tendrá lugar el día 3 en la zona centro de la ciudad, y la Cabalgata de los Reyes Magos, que se celebrará el día 5 de enero y que recorrerá las principales calles y avenidas de Fuengirola. Se trata de dos eventos que contarán con la afluencia de numeroso público y que, por tanto, requieren de un especial dispositivo de seguridad para que en estos días todo transcurra, como cada año, sin incidentes destacables.

"Son dos actividades que esperamos multitudinarias, que van a aglomerar a un montón de personas y que evidentemente requieren medidas de seguridad especiales", ha explicado Mula, señalando que "ambas actividades, mucho más la Cabalgata que la Fiesta Medieval, requieren de unas medidas de seguridad diferentes a cualquier actividad habitual y, por tanto, era necesario pasar estas dos actividades por la Junta Local de Seguridad, analizar el proyecto de seguridad que se presenta de forma conjunta, tanto por la Policía Local, como por la Policía Nacional, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Protección Civil y la empresa de seguridad, que en esta ocasión y como novedad se incorpora también a la Cabalgata de Reyes".

Cabalgata de Reyes

En cuanto a la Cabalgata, la alcaldesa ha señalado varias novedades que este año se incorporan, "la más importante es que este año los vehículos que van a tirar de las carrozas serán todos tractores, de forma que se eliminan los vehículos de particulares que en otras ocasiones se han usado, para avanzar en materia de seguridad". En ese sentido, Mula ha detallado que "se requerían unos carnés especiales, que no todo el mundo dispone, no por el vehículo en sí, sino por la carroza que lleva detrás y el peso que tiene, y por eso este año hemos decidido contratar ese servicio de forma externa y serán unos tractores los que tiren de esas carrozas".

Por otra parte, la regidora ha señalado que "además también como novedad, cada una de las carrozas contará con cuatro personas de una empresa de seguridad que vigilarán para que todos los ciudadanos seamos lo suficientemente prudentes y no nos acerquemos a la carroza tanto como para ocasionar peligro". En cada una de las carrozas habrá dos padres como máximo encima de la batea para ayudar a los niños si necesitan alguna cosa y para ayudar en el reparto de caramelos. De igual forma, en cada carroza habrá también dos personas de los servicios municipales para el suministro de los caramelos.

De esta forma, según ha contabilizado la alcaldesa, "todo esto requiere de un dispositivo importante, pues van cuatro personas de seguridad por cada carroza, lo que suma cien personas en las 25 carrozas que forman la cabalgata; más dos operarios por carroza, son otras 50 personas; más el resto de personal que va anexo a la cabalgata¿ estamos hablando de un dispositivo humano trabajando formado por unas doscientas personas aproximadamente, además de los casi quinientos niños que van encima de la carrozas y el resto de agentes".

"Es un plan de seguridad importante porque la cabalgata de Fuengirola cada año está cogiendo más auge y yo creo que ahora mismo es la cabalgata más importante de la provincia, no sólo en número de carrozas sino también en los kilos de caramelos que se van a repartir y que rondan ya los 30.000 kilos, son tipo gominola y sin gluten", ha detallado la alcaldesa.

Fiesta Medieval

Sobre el dispositivo diseñado con motivo de la Fiesta Medieval, la alcaldesa ha señalado que el objetivo, como no puede ser de otra forma, es garantizar la seguridad de todos los que participen, "porque se espera una gran aglomeración de público y va a requerir el corte al tráfico de determinadas calles". En ese sentido, la alcaldesa ha detallado que "este año, como novedad, en la fiesta medieval se amplía la zona en la que va a transcurrir a la avenida Condes de San Isidro hasta su encuentro con la calle Victoria y ello va a suponer que Camino de Coín se va a cortar en su intersección con Juan Gómez "Juanito" y, por tanto, los vehículos no podrán circular y en la zona de la avenida Condes de San Isidro-Santa Amalia también se va cortar para los vehículos de tercera categoría en la zona de calle Málaga y el resto podrán acceder pero hasta la calle Molino de Viento".

Debido a estos cortes de tráfico y a las necesarias medidas especiales de control de tráfico, Ana Mula ha pedido a los vecinos disculpas "de antemano" por los problemas de tráfico que se puedan producir en ese día, "pero con carácter excepcional creo que debemos adoptar este tipo de medidas".

Para concluir la alcaldesa ha querido invitar "a todos los fuengiroleños a disfrutar tanto de la Fiesta Medieval como de la Cabalgata de Reyes y que lo hagamos en sintonía de seguridad, que no nos arriesguemos, porque por un caramelo no merece la pena correr riesgos y por mucho dispositivo de seguridad que nosotros establezcamos no podemos estar en la mente de cada uno de los que estamos ahí, por tanto pido a todos que seamos prudentes, que respetemos el discurrir de la cabalgata, que disfrutemos con nuestros hijos y que el día 6 todos nos encontremos con un montón de regalos, pero el regalo más importante que nos pueden traer los Reyes Magos es el trabajo para todos aquellos que lo necesiten, la salud para aquellos que no disfruten de ella y desde luego, la felicidad para todos".