El Ayuntamiento pone en marcha los trabajos de creación de un nuevo parque en Torreblanca

Asimismo, ya se está ultimando el parque de calle Manantial que entre sus principales novedades dispone de una tirolina
Pascual-parque-calle-Hiedra

Fuengirola tiene apenas diez kilómetros cuadrados de superficie, pero a pesar de este limitado espacio no se dejan de poner en marcha proyectos de creación de nuevas zonas verdes. La última acción que se ha puesto en marcha es un nuevo parque en calle Hiedra, en la zona de Torreblanca, en concreto en una parcela que se encontraba en desuso y que dentro de poco tendrá además de áreas de descanso, juegos infantiles y aparatos biosaludables.

La edil de Zonas Verdes, María Jesús Pascual, ha visitado los trabajos que se están ejecutando a través de personal municipal y medios propios. De hecho, ha informado de que si este proyecto lo hubiese ejecutado una empresa externa, estaría valorado en unos 70.000 euros, aunque finalmente se ha decidido llevarlo a cabo con trabajadores municipales y otros procedentes del plan de empleo joven autonómico, el conocido Emple@joven.

Torreblanca dispone de una orografía complicada, sobre todo su parte baja que se desarrolló en los años sesenta y setenta. En aquellos años no se reservaron espacios para crear zonas verdes, por lo que resulta complicado encontrar los terrenos públicos adecuados. Además, por el lugar pasan arroyos. Aun así, el Ayuntamiento no para de idear zonas verdes y mejorar las ya existentes, como es el caso de este nuevo proyecto. "Las zonas infantiles son muy importantes y por ello no paramos de incrementar el número. En este caso, muy cerca de la parcela donde estamos creando este parque, hay bloques de edificios que albergan a numerosos vecinos, por lo que la alcaldesa consideró que era necesario construir esta nueva zona verde en el solar, que estaba sin usar", ha explicado la edil.

En concreto, el espacio dispondrá de un área de juegos infantiles, otra con aparatos biosaludables y espacios de descanso. Además, se han aprovechado los árboles que fueron trasplantados de la mediana de la plaza San Rafael para ubicarlos allí. Para salvaguardar la seguridad del espacio se colocará una valla de madera por todo el perímetro.

Pero éste no es el único parque que se está habilitando en esta parte de la ciudad. La edil ha recordado que en calle Manantial se está trabajando en otro, con lo que la regidora, Ana Mula, ha querido dar respuesta a las peticiones vecinales.

Como la mayoría de las zonas verdes de la ciudad, en el proyecto se ha buscado que tenga un uso polivalente, por lo que dispondrá de espacios bien diferenciados. Así, los juegos infantiles y la red de caminos para el paseo ocuparán 430 metros cuadrados, mientras que habrá 125 metros cuadrados de espacios verdes y 205 metros cuadrados para los acerados. En todo este espacio se distribuirán juegos infantiles, aparatos biosaludables y una tirolina, lo que es el elemento más llamativo del nuevo espacio. Además, y para completar aún más el lugar, se ha contemplado una pista deportiva, que es lo que queda por instalar, además de los juegos. En muy poco tiempo ya estará en uso.