Un sol de ciudad... en todos los sentidos

Huerto solar urbano

Cuando hablamos de medio ambiente todos nos mostramos muy de acuerdo en la necesidad de observar comportamientos responsables. Pero luego, en la práctica, no solemos actuar en consecuencia. En Fuengirola sí podemos presumir de realizar una importante aportación para mejorar nuestro entorno.

Desde el Ayuntamiento se contribuye desde distintos frentes. La creación de zonas verdes y espacios libres urbanos muy por encima del mínimo recomendado es un primer paso. De no contar más que con un viejo parque, cerrado a la ciudad, hemos pasado a contar con una amplia red de equipamientos de este tipo. Poco se puede hacer en los barrios consolidados desde hace décadas. Pero sí se mejora lo existente o se crean nuevas islas verdes con la plantación de árboles y la creación o mejora de jardines aprovechando las remodelaciones de calles que se acometen.

Fuengirola destaca aún más si cabe en temas de reciclaje, ahorro de agua y en el uso responsable de la energía. En el primer aspecto, las campañas de concienciación son constantes y la respuesta de los ciudadanos es muy buena. Año tras año encabezamos las estadísticas de la Mancomunidad de municipios en cuanto a recogida de papel y cartón, por ejemplo.

La ciudad ahorra agua de muchas formas al margen de la colaboración vecinal, que siempre es bienvenida. Nuestro municipio fue pionero al incorporar a su PGOU la obligatoriedad de incorporar sistemas de doble pulsador de cisternas en nuevas edificaciones y vuelve a innovar con la recogida de agua de lluvias. Esto además de la renovación de la red de agua potable que minimiza las fugas.

Respecto a la energía, las iniciativas puestas en marcha son innumerables. Desde hace años la ciudad cuenta con alumbrado público de bajo consumo y menor contaminación lumínica. El Consistorio cuenta con estudios para la reducción de su gasto energético. Las dependencias municipales incorporan sensores de movimiento que permiten que las bombillas estén encendidas el menor tiempo posible.

Y, por último, hay que mencionar una de las medidas estrella: el novedoso Huerto Solar sobre tejados de edificios municipales, el primero de Andalucía de sus características. Como Fuengirola no cuenta con espacio para otro tipo de instalaciones, el Ayuntamiento ha ¿alquilado¿ a través de una concesión las cubiertas de sus edificios para que una empresa instale en ellas sus placas fotovoltaicas y las explote. A cambio el Ayuntamiento ingresa un porcentaje de los beneficios y contribuye a preservar el medio ambiente. Una operación tan redonda como el sol que nos sirve como emblema.